Salina Cruz, México., (Especial).- La falta de energía eléctrica en la refinería de Cadereyta, los trabajos de mantenimiento y la detención de actividades en Salina Cruz por el temblor, obligó a Pemex a aumentar sus importaciones por lo que el precio de los combustibles podría dispararse en los próximos días.

Facts Global Energy indicó que por los fenómenos meteorológicos que afectaron el sur del país, México ya estaba escaso de combustibles por lo que tendrá que abastecerse de Los Estados Unidos, donde también tienen problemas para el suministro interno.

Dejar respuesta