Culiacán, Sin., (Global Medios).-Dirigentes transportistas en contubernio con funcionarios del gobierno estatal fraguan un mega fraude al anunciar que cobrarán una cuota de entre 4 y 5 mil pesos por concesionario como renovación de sus permisos, cobro que se hará sin recibo y sin que ingrese a la tesorería estatal.

La especia surgió de una reunión entre transportistas donde su dirigente les planteó el tema en cuestión, argumentando que deberían tomar en consideración la propuesta que viene de un funcionario estatal, pues “ellos tienen la facultad de borrarnos de un plumazo”, expresó.

En Sinaloa hay cerca de 20 mil unidades que se mueven con permiso de concesión, por lo que se estima una recaudación superior a los 19 millones de pesos, que no entraran a las arcas del Estado

Dejar respuesta