Maracay, Venezuela., (Especial).-  La empresa estadounidense de alimentos Kellogg’s se sumó a la lista de las multinacionales que han cesado sus operaciones en Venezuela, “debido al deterioro económico del país”, por lo que el presidente Nicolás Maduro ordenó tomar la planta impidiendo el ingresar de los trabajadores a las instalaciones en la ciudad de Maracay, la cual producía el 75 por ciento de los cereales de desayuno consumidos en el país sudamericano.

Tras el cese de las operaciones de la multinacional, el presidente venezolano Nicolás Maduro dijo en un mitin que entregaría el control de la fábrica a los trabajadores.

“Hoy en Maracay, la empresa Kellogg, en manos de unos inversionistas mexicanos, amaneció con las puertas cerradas y les depositaron en las cuentas las prestaciones sociales a los trabajadores, lo cual es completamente inconstitucional e ilegal”, dijo Maduro en un acto de campaña en la ciudad de Valencia.

Dejar respuesta