Los Mochis, Sin., (Global Medios).- El programa de 60 y más que ahora será de 68 y más cumple una gran función, dijo Ricardo Pérez Camiade, responsable de SEDESOL en el norte de Sinaloa, quien difiere de quienes aseguran que es un programa clientelista, pues las personas de 40 a 50 años ya batallan para que les den trabajo y quienes reciben el apoyo de dicho programa, por lo menos tienen para comer.

El funcionario federal reconoció que aún cuando no hay dinero que alcance para cubrir la creciente necesidad del programa, “pues cada ves somos más viejos”, éste debe permanecer, ya que hay mucha gente que al llegar a los cuarenta años no encuentran trabajo y de alguna manera tienen que vivir.

“No se si te has dado cuenta, pero cada día vemos más adultos de paqueteros o cuida carros, y eso nos demuestra que las empresas ya no los están contratando”, expresó.

Pérez Camiade indicó que de acuerdo a los números que ellos tienen se ve más población adulta que jóvenes, “y eso se debe a que hace tiempo que los nuevos matrimonios tienen solo de un hijo, cuando mucho dos pues, aunque la pareja trabaje, no les alcanza para sobrevivir”.

“Hay quienes critican el programa, lo tachan de asistencia lista, pero en realidad, ya viéndolo desde adentro, cuando te das cuenta de tanta gente adulta sin trabajo, sin apoyo de sus hijos; por el motivo que tu gustes podemos entender la gran y noble función del programa que a mi juicio debe permanecer”, concluyó.

Dejar respuesta