Los Mochis, Sin. (Especial). La falta del servicio de agua  potable en las partes altas del Nuevo San Miguel no se debe a que la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome(JAPAMA) le mande agua a otras comunidades como a Goros pueblo sino porque la planta potabilizadora no fue diseñada hace más de 20 años para mandar agua a esos sectores donde el crecimiento de la población es precisamente hacia esa parte del cerro.

El personal encargado de las plantas de agua potable de la paramunipal explicó que, en cambio, la parte baja del Nuevo San Miguel y otras comunidades a las que se les da agua tienen presión. “Ellos están al nivel de la planta y la presión es aceptable”.

Detalló que en caso de incrementar la presión para hacer llegar el agua a la altura donde se encuentra asentada la población de Los Arroyitos y otros que están a mayor altura en el Nuevo San Miguel, se corre el riesgo de provocar roturas en el resto de las redes de distribución.

Para dar un servicio adecuado, dijo, se deberá hacer un estudio muy puntual de la situación, además de establecer un límite en la altura a la que podrá llegar el agua.

Dejar respuesta