Washington D.C., (ESPECIAL).-  Tras asegurar que el presidente de México Andrés Manuel López Obrador “acaba de hacer un pacto con el diablo al avalar que se frenara el operativo de captura de Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán, el exjefe de operaciones de inteligencia de la DEA Jack Riley, quien investigó a Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, durante 15 años mientras laboró para la Administración para el Control de Drogas, aseguró el gobierno federal no debió mostrar debilidad ante ese grupo de criminales y recalcó que eso fue como hacer un pacto con el diablo.

 

Dejar respuesta