Los Mochis, Ahome., Sin (GLOBAL MEDIOS).- Quienes desde el inicio de la administración se encapricharon en sacar de la jugada política al alcalde Manuel Guillermo «Billy» Chapman, no midieron el impacto negativo que esto iba a tener.

Hoy, inhabilitado para contener por otro puesto político el alcalde pareciera que nada de muertito y solo deja pasar el tiempo sin aspiraciones políticas.

La ciudad hoy está más sucia que nunca, los parques públicos descuidados al igual que la seguridad pública, pues el alcalde no tiene no interés por hacer un buen papel, mucho menos de sus funcionarios clave, pues nada tienen que hacer para lograr los méritos suficientes para ganar la simpatía del electorado, pues ellos pertenecen a otro municipio.

El riesgo de todo esto es que al no ver camino para adelante solo se dediquen a hacer grandes negocios con el erario público.

A «Billy» Chapman ya no le interesa nada, ni siquiera consolidar su grupo político y fortalecerlos para que vaya por nuevas posiciones políticas, pues si no es él no es nadie.

Los que hicieron hasta lo imposible para sacarlo de la jugada política se anticiparon, pues está claro que no lo podrán remover del cargo, pero con sus acciones truncaron el progreso de Ahome.

La jugada, si le tenían tanto miedo debió ser en el último año de gobierno, pues hoy estamos pagando las consecuencias de contar con un alcalde sin futuro político.

 

Dejar respuesta