Salvador Alvarado, Sin., (GLOBAL MEDIOS).- Después del encontronazo que se dieron dos bandas de delincuentes y por los rumores que corrieron todo el día de que éstos continuarán en los siguientes días, hoy los Alvaradorenses han decidido autoimponerse un toque de queda.

Testigos de enfrentamiento de ayer, afirman que todo esto ocasionó un tremendo caos, pues ya hacía varios meses que no ocurría algo similar, la zona ya estaba tranquila.

Comentan que debido a la cantidad de heridos que llegaron al hospital general, muchos de sus empleados prefirieron abandonar sus áreas de trabajo por lo que muchos de los que fueron llevados por las corporaciones policiacas aprovecharon la confusión para fugarse.

“Aquí han ocurrido enfrentamientos más fuertes”, dijo una habitante de Guamuchil, quien comenta que todo el día han corrido rumores de los enfrentamientos continuarán.

Dejar respuesta