Los Mochis, Sin. (Global Medios).- La muerte de bebes en el hospital general de Los Mochis, no fue por una bacteria, afirmó categórico el Secretario de Salud en Sinaloa, Dr. Alfredo Román Messina, quien aclaró que los resultados epidemiológicos practicados hoy en el nosocomio son negativos para el desarrollo de una bacteria.

Sin embargo, sostuvo que se practicó un segundo estudio cuyos resultados se obtendrán el próximo martes.

“El Hospital General de Los Mochis cumple con los estándares oficiales mexicanos, con un servicio de neonatología acreditado y se están extremando las medidas preventivas con una exhaustiva limpieza, e incluso, si los pediatras así lo autorizan, cambiar de zona a los bebes en condición prematura”, recalcó Román Messina.

El Secretario de Salud en Sinaloa detalló que los niños que, lamentablemente han fallecido obedecen a causas circunstanciales por su condición de prematuros.

Román Messina puntualizó que desde el primer caso se activó un protocolo de acción y la permanencia de un equipo de especialistas y de calidad para hacer las adecuaciones que fueran necesarias si así se requiriera.

Toda muerte nos preocupa. Y es inusual que fallezcan tantos niños en un periodo tan corto; sin embargo, la investigación que estamos realizando arroja hasta ahora que han sido muertes circunstanciales.

Detalló que de los seis niños, tres de ellos cuya prematurez extrema los hacía vulnerables, son bebés de 20, 21 y 22 semanas de gestación uno de ellos con un hidropesía de recién nacido que es una enfermedad que puede ser mortal. Y los otros fallecieron por prematurez extrema, eran criaturitas de muy pocos gramos de pesos cuya sobre vida era muy difícil.

Los otros tres pequeños con edad gestacional de alrededor de 30 semanas fallecieron por complicaciones propias de la prematurez, que al ser pequeñitos de edad y de peso tan reducidos no tienen las defensas necesarias y las bacterias se reproducen muy rápidamente en ellos, las cuales para algunos recién nacidos serían inofensivas.

“De ninguna manera estamos negando que haya muertes, pero estamos haciendo una explicación médica racional de lo que está sucediendo y estamos activando los protocolos de seguridad. Nuestro ejercicio y nuestro planteamiento es muy profesional bajo un equipo de expertos”.

Dejó en claro que no se puede asegurar que no pueda haber una muerte más en nuestros hospitales incluyendo el de Los Mochis. “Un peso de un kilo es una apuesta contra la vida, la mayoría de los pequeños no sobreviven; sin embargo se hacen grandes esfuerzos para que estos pequeñitos logren salir adelante”.

Respecto a los cinco niños que aún permanecen internados indicó que la información es que al momento están estables. “Son niños también muy pequeños que están entubados pero se encuentran en un buen estado hasta ahora –viernes por la tarde-”.

 

Dejar respuesta